martes, 20 de julio de 2010

Viaje a Budapest (IV): Buda, al otro lado del Danubio


Tocaba desplazarse al otro lado del Danubio. Es allí donde se alza la ciudad de Buda, la cual creció a principios del S.XIII alrededor del Castillo y de la Iglesia de Matías. La explicación es fácil: la población comenzó a establecerse en aquella zona tratando de evitar las continuas invasiones tártaras que asolaban la población y después de que las autoridades decidieran construir una gran fortaleza en aquella estratégica colina, estableciendo a su vez la capital de su reino y llegando a su máximo esplendor con el reinado del Rey Matías.

Comenzamos subiendo al Monte Gellért, el cual se llama así en honor al obispo asesinado a manos de una rebelión pagana mediante su introducción en un tonel que calló despeñado por la ladera del monte. El lugar acoge una estatua del obispo y la ciudadela, así como unas maravillosas vistas del Danubio y de toda la ciudad de Pest.

En la zona también se ubican la Capilla Rupestre de la Roca (Sziklakápolna), lugar de peregrinación de católicos y que se encuentra ubicado en una cavidad natural de la montaña, y el Monumento a la Liberación (Felszabadulás Emlékmú), polémico monumento diseñado en honor a los combatientes que cayeron en el frente ruso en la campaña pronazi, reconvertido a símbolo de la liberación de Hungría en la Segunda Guerra Mundial y vuelto a reconvertir en los años 90 como símbolo de la liberación de los húngaros del yugo soviético.

Uno de los monumentos que más me gustó fue la Iglesia de Matías. Es algo muy especial. Uno está acostumbrado a ver monumentos de diferentes referentes arquitectónicos y a identificar los trazos básicos de cada uno de los estilos, pero cuando uno entra a esa Iglesia nota algo diferente, y es que todos los trazados góticos se mezclan en una gran variedad de colores influenciados por el estilo bizantino. Acostumbrados a ver el interior de una iglesia gótica sin trazados ni colores, entrar a esta y ver como todas sus paredes están totalmente pintadas con diferentes cromados impacta. Es como transportarte a otro momento dentro de la misma historia.

Aunque no fue siempre así. La iglesia fue convertida en mezquita bajo la ocupación turca y los colores quedaron debajo de una capa de pintura blanca. Tras la expulsión turca, se recuperaron los trazos originales y a día de hoy, y gracias a los fondos aportados por la Unión Europea, la iglesia está siendo rehabilitada, como se puede apreciar en la foto.



En esta imagen más cercana de los exteriores de la Iglesia puede apreciarse como esa cromática del mundo bizantino se emplea hasta en los tejados del templo. Un monumento de muy bella factura.

Es además la Iglesia donde se coronaban los reyes húngaros. En su interior también está ubicado un Museo religioso que guarda objetos y reliquias de la etapa católica y musulmana.






De allí nos desplazamos al Bastión de los Pescadores, el cual no es más que un monumento levantado sobre la antigua muralla y junto a una plaza medieval en honor a los pescadores, por la defensa que este gremio llevó a cabo de aquel lado de la muralla. Aunque su imagen parece más de tipo militar, nunca tuvo esa finalidad.

El conjunto lo forman siete torres cónicas en honor a las siete tribus magiares y evocan la figura de las tiendas de campaña que usaban antes de instalarse definitivamente en las tierras de la actual Hungría.

Su ubicación supone un magnífico mirador para todo el Danubio y la ciudad de Pest.








Aquí me despido de todos vosotros. Espero no tardar tanto en volver a colgar nuevas fotos y comentarios del viaje.

Un saludo a todos y muchas gracias por seguir ahí.







10 comentarios:

DIANA dijo...

Hola Andres!

Caray...como quisiera trabajar en un Banco para poder tener oportunidad de realizar esos fantásticos viajes que comentas!...ya ves que yo me la paso viajando por mi pais pero no más hago corajes! jeje
Esos edificios son hermosos y unas joyas arquitectonicas, de verdad seria fantástico conocerlos en persona y no nada mas en fotografía.

Buen regreso!!
Besos y apapachos!

MAYTE dijo...

Como siempre me ha encantado, las fotos son preciosas y como lo narras engancha aun mas, tienes suerte de poder estar en ciudades como estas.

Besos.

Blulattuga dijo...

Ciao Andrés

Mira que para haber estado tanto tiempo alejado de tú blog,bien a valido la espera,pues has regresado con nuevos bríos y me a encantado!

tanti baci.

Angel dijo...

Me ha encantado Andrés.
Pienso en cuánta gente hace los mismos viajes y vuelven sin saber ni en dónde han estado, ni sobre que joyas han caminado, sin ninguna huella en sus vidas.

Me alegro por tí, no sólo tienes la posibilidad de viajar sino que también posees la capacidad de hacerlo a través del tiempo, de dejarte atrapar y enamorar por lo que ves, de recordar los detalles, diferenciar épocas.
Esa capacidad de aprender, apreciar y disfrutar la trasmites muy bien en tus relatos.

He entrado hace mucho tiempo en tu blog y me gustó, el otro día di con él no se a través de cual y me asombró tu avance y para no perderte el rastro me hice seguidora,..., valió la pena y con el permiso de los antiguos, creo que me haré la fans número 1, jaja.

Esperaré tus próximas entregas.

Pescadora de Perlas dijo...

Precioso viaje Andrés, para no olvidar nunca, y que bien acompañanan las fotos a tu relato.

Bso y buen domingo para vos y los tuyos.;-)

Carmen dijo...

¡Cómo te envidio, Andres!Ya daría yo algo por poder hacer los viajes que tú haces, y disfrutar de las grandes bellezas del mundo y admirarlas de cerca. Tendré que conformarme con que tú me lo transmitas a tu vuelta de cada viaje... Me ha encantado tu forma de redactar. Besos

YukiSama dijo...

realmente ver estas fotos es impresionante y bello.
me crea la sensación de ser tan chiquita y a la ver tan grande..

El último samurai bancario dijo...

Hola Yukisama

Sólo viajando es como he aprendido lo poco que conocemos del mundo, y de la vida.....

Gracias por tu comentario.

Saludos

Pat dijo...

Siempre busco fotos del país q se me venga a la mente, sales tu constantemente, gracias por compartir y describir... así, así de claro. También veo q desde el 2010 ya no has subido fotos... Ojalá puedas seguir subiéndolas. Saludos desde Poza Rica, Veracruz, México.

El último samurai bancario dijo...

Gracias Pat por tu comentario.

Es cierto que llevo ya casi 2 años alejado del blog, y bueno, también es verdad que tengo aún muchos viajes por contar: Amsterdam, Praga, Estocolmo, la aventura de Túnez, Copenhague, Malta,...

Mi problema es el tiempo, aunque créeme que a veces tengo ganas de volver a engancharme a ésto.

Saludos