domingo, 20 de diciembre de 2009

Viaje a Laponia (VII): De nuevo en las motos de nieve

Sábado 13 de Febrero

El día comenzó temprano para nosotros. Una marcha de 3 horas en autobús no esperaba para iniciar la jornada. Nos desplazaríamos hacia otra localidad situada más al norte de Rovaniemi en la que iniciaríamos una nueva aventura, la ciudad de Kemi. Esta vez sería a bordo de un buque rompehielos que había pertenecido hasta hace escasas fechas al gobierno finlandés y que ahora realizaba recorridos turísticos en invierno.

Ciertamente cuando oímos cual iba a ser nuestro destino nos quedamos todos un poco reticentes, ya que no imaginas qué de interesante puede haber en aquello, pero así estaba marcada la jornada y así la llevaríamos a cabo.

Cansados, o mejor dicho agotados por las altas horas en la que acabó la noche (hasta más de las 5:00 de la madrugada en la discoteca) contemplábamos desde el autobús el paso de los kms por aquella carretera en la que el paisaje era una y otra vez el mismo de todos los países nórdicos en invierno: campo, bosques y nieve. Me encanta. Me cautiva.


Al final del trayecto llegamos a un local de una empresa de safari en el que nos debíamos de equipar otra vez con los monos térmicos. Esta vez eran de color rojo. Al lado del local había una especie de puerto, aunque todo lo que se veía era un mar helado y cubierto de nieve. Allí se encontraba situadas las motos de nieve. Todo el que quisiera podía ir en moto hacia el rompehielos o seguir en el autobús hacia el puerto de Kemi, situado a escasos kms y donde embarcarían directamente al rompehielos.

Mi pareja, junto a varias personas más, se fue en el autobús. Yo decidí volver a la aventura de la moto de nieve.

En principio, y ante un panorama totalmente llano, todos pensamos que sería más fácil la conducción de las motos, aunque nada más lejos de la realidad. Sobre la capa de nieve había una gruesa capa de hielo de más de 40 cms de grosor, y la moto, de peor calidad que la del día anterior, derrapaba con mucha facilidad, siendo su conducción más difícil. Además, era bastante más peligroso al existir repliegues en el hielo provocados por algún impacto que se habían vuelto a congelar, y que en forma de barras de hielo se alzaban sobre la superficie lisa, siendo prácticamente inevitables a cierta velocidad y sin la destreza de la conducción que sí tenían los guías.

En la foto, y tras una parada a medio camino, se puede apreciar lo comentado con anterioridad. La sensación de ir por encima del mar es indescriptible. Tienes algo de miedo, ya que eres consciente que estás sobre el mar. No ves nada alrededor, tan sólo algunas torres generadoras de energía eólica instaladas en medio del océano.

Tras la breve parada, la marcha se re emprendió. Cada vez más cerca se iba divisando el rompehielos. Aquel sería nuestro destino. En un momento determinado, el guía nos paró y dejamos aparcadas las motos de hielo. Junto a las nuestras, otros grupos de excursionistas como nosotros hicieron los mismo.

Las motos fueron aparcadas a una distancia bastante prudencial. El resto del camino lo hacíamos andando hasta el rompehielos. Allí nos subiríamos para iniciar un trayecto por el Golfo Ártico de Botnia.

El nombre del barco: El Sampo.

En el próximo capítulo os comentaré más cosas acerca del barco y las actividades que en él se desarrollan, os mostraré fotos del trayecto y trataré de subir algún video.

Hasta pronto.

14 comentarios:

MAYTE dijo...

Ufff... que susto ir en moto por ahí!!!!
Que maravilla de viaje, lleno de aventura y emociones.

Besos.

María dijo...

Querido Samurai, hermoso viaje hiciste...lleno de aventuras, gracias por compartirlo

Mon dijo...

Estaré atenta para seguir percibiendo de tu voragine por los hielos de Finlandia. Un beso y cariños en tu nuca.
Mon

Zelenia dijo...

volvi!!!!
reapareci espero que por un buen tiempo
cariños, la historia la tiene sun poco dejada, pero tu viaje esta buenisimo

cariños

MAYTE dijo...

Deseo que seas muy Feliz, estas Fiestas junto a tu Familia.

Te envío un fuerte abrazo y te deseo una ¡¡Feliz Navidad!!

____________________*Paz*
___________________*Unión*
__________________*Alegrias*
_________________*Esperanzas*
________________*Amor_Sucesos*
________________*Realizaciones*
______________*Respeto_armonía*
_____________*Salud__solidaridad*
____________*Felicidad___Humildad*
___________*Cofraternización__Pureza*
__________*Amistad__Sabiduría_Perdón*
_________*Igualdad_Libertad_BuenaSuerte*
________*Sinceridad_Estima__Fraternidad*
_______*Equilíbrio__Dignidad__Benevolencia*
______*Fé_Bondad_Paciência_Ventura _Fuerza*
____*Tenacidad-Prosperidad–_Reconocimento***
__*Son mis deseos Felíz Navidad y Año Nuevo 2010*
___________________ (¨`•.•´¨)
_________________`•.¸(¨`•.•´¨)
____________ ×`•.¸.•´× (¨`•.•´¨)
___________________.(¨`•.•´¨). .×`•.¸.•´

loose dijo...

Felices fiestas y feliz Siempre, Andrés.
Mis mejores deseos para tí y los tuyos.

Besos.

Adrianina dijo...

Inolvidables tus vivencias de viaje. Las fotos 10 puntos.

Lindo, disculpá mi ausencia, diciembre es un mes que se corre de aquí para allá, hoy a la noche aún me quedan algunos regalos pendientes así que voy de shopping.

Bsos muchos y mis mejores deseos para esta Navidad que está por llegar en horas.

El último samurai bancario dijo...

Hola Mayte

Jeje, si, es cierto, da un poco de cangelo, pero es una experiencia que repetiría sin dudarlo.

Yo también te deseo una muy Feliz Navidad.

Muchos besos

El último samurai bancario dijo...

Hola María y Mon

Gracias a a ambas por vuestro comentario. Espero seguir viéndolas a ambas por aquí.

Muchos besos y que tengais una Feliz Navidad

El último samurai bancario dijo...

Hola Zel

No sabes cuanto me alegro de volverte a ver.

Es cierto la historia está un poco en stand by. Pensé que el relato del viaje me iba a ocupar menos tiempo y posts de lo que me está ocupando.

Muchos besos y que pases una Feliz Navidad.

El último samurai bancario dijo...

Hola Loose

Lo mismo para ti. Espero y deseo de todo corazón que pases unos días muy especiales en compañía de todos tus seres queridos.

Feliz Navidad y muchos besos

El último samurai bancario dijo...

Hola Adrianina

Siempre eres muy bienvenida al blog. No hay nada que disculpar. Sé que para vosotros es verano y por tanto tiempo de estar más en la calle que en casa.

Mi vecino parte en unos días para allá, ya que es argentino, y me habla de temperaturas de 30 grados!

Yo también te deseo para ti todo lo mejor en unas fechas tan señaladas.

De todo corazón, Feliz Navidad Adrianina.

Muchos besos

SATURNINO dijo...

Vaya hartazgo de nieve.... ufff, bueno para un viaje tiene que ser una maravilla... pero allá se va a vivir quien yo me sé... pero a este que escribe NO, NO , NO!!

mar dijo...

Tiene que ser alucinante caminar sobre el mar congelado...
Un besito y una estrella.
Mar