domingo, 23 de mayo de 2010

Viaje a Budapest (II): Un paseo por el Danubio


Hola a todos

De momento seguiré con el viaje a Budapest e iré intercambiando los post con el reciente a Túnez.

Al caer la tarde nos dirigimos al muelle 7 de la Plaza de Vigadó (Vigadó tér). La Plaza es atravesada por el Paseo del Danubio (Duna Korzó) y es allí donde se ubican infinidad de embarcaderos donde poder tomar un barco turístico para atravesar el Danubio.

Dicha excursión la contratamos desde España. Yo disfruto no sólo viajando, sino también organizando el viaje, y eso a veces tiene su lado malo, y es que cuando llegamos allí nos dimos cuenta que existían una gran variedad de excursiones por el río, muchas de ellas con opciones tan variadas como cena, baile, etc. Incluso se puede tomar un aerodeslizador que te lleve hasta la mismísima Viena.




De todas formas, la opción elegida no fue mala. El itinerario incluía una ruta de hora y media a lo largo del Danubio, desde el Puente Margarita (Margit Híd) hasta el Puente de Isabel (Erzsébet Híd).

Durante el trayecto, hay invitación a dos copas, una de bienvenida y otra durante el recorrido y a través de un auricular, y en gran variedad de idiomas a elegir, se cuenta la historia de la ciudad y de todos y cada uno de los monumentos que se pueden ir observando a lo largo del paseo.





Por desgracia, la calidad de las fotos tomadas durante el trayecto no ha sido muy buena. Véase aquí el ejemplo, aunque si os puedo decir que el viaje merece la pena, ya que no sólo observas la ciudad desde un marco inigualable, sino que puedes además conocer gran cantidad de anécdotas sobre los diferentes edificios que te encuentras en el recorrido y te ayuda a conocer la influencia del río en el desarrollo de la ciudad.

La panorámica te permite observar el monumento a Sant Gellért, o San Gerardo, obispo de origen italiano que fue el primero en intentar cristianizar Hungría, lo que hizo que los habitantes de la ciudad se revelaran y lo arrojaran metido en un tonel desde el elevado lugar donde hoy se encuentra su estatua.

La estatua es una visión obligada en la noche de Budapest, ya que se puede observar desde casi cualquier punto de la ciudad. Hoy en día Sant Gellért es el patrón de la ciudad.

También se puede ver la ciudadela, una fortificación levantada a mediados del XIX por los Habsburgo, tras un levantamiento de los separatistas húngaros contra la Corona Austriaca. Allí posicionaron 60 cañones apuntando a la ciudad con claro carácter intimidatorio. Pese a ello, nunca llegaron a ser usados, y tras la retirada austriaca, los cañones fueron retirados definitivamente y simbólicamente se arrancó una sección del portón de la entrada.

En el trayecto también se pueden ver entre otros el Parlamento, el Palacio Real y el Bastión de los Pescadores, aunque todos ellos serán monumentos que os mostraré de cerca y os hablaré algo más detenidamente de ellos.

El final del primer día en Budapest albergaba una última sorpresa. Al llegar al hotel subimos a ducharnos y cambiarnos de ropa para bajar a cenar. La sorpresa mayúscula fue encontrar en el restaurante, apartada y con un guardaespaldas que intimidaba para que nadie se acercara, a la mismísima Uma Thurman. Allí, apartada, y compartiendo mantel con otras personas, estaba cenando en el mismo hotel que nosotros.

Tras preguntarle a un discreto camarero, éste nos dijo que durante el día había llevado a cabo la presentación de su última película y que marcharía a la mañana siguiente. Sinceramente es una mujer muy guapa y fue toda una sorpresa encontrarla.

Pronto volveré con nuevas imágenes e historias.

Un saludo a todos.

6 comentarios:

Blulattuga dijo...

Hola!

Que precioso lugar,tan solo pensar en el Danubio,imposible no hablar de romanticismo y melancolia.

Eso de contratar excursiones previo al viaje,nos a pasado a todos,pero que bueno que a fín de cuentas fué de tú agrado,y como no serlo ante semejante paisaje!

Y de postre haber visto a Uma Thurman,que más podías pedir?

Preciosas fotos!

Saludos.

El último samurai bancario dijo...

Hola Blulattuga

Es cierto, todo el mundo sabe que el Danubio es símbolo del Romanticismo, como Venecia, Milán, Praga, y tantas otras ciudades de la vieja Europa.

Muchas gracias por tu comentario. Celebro volver a verte.

Saludos

MAYTE dijo...

Un gran viaje, un lugar encantador y de broche final, Una Thurman, no te podrás quejar, no.

Besos.

El último samurai bancario dijo...

Hola Mayte

Lo cierto es que si, que Budapest me sorprendió mucho y para bien.

Ha sido un viaje lleno de sorpresas y todas positivas.

Besos

Carla dijo...

Ya que has viajado y veo que aparentemente has tenido una buena experiencia, conoces hoteles baratos en Budapest? YA que estaré en Praga por negocios y me gustaría pasar por allí para conocer, el tema es que muchos ahorros ya no me quedan

El último samurai bancario dijo...

hola Carla

Siento decirte que podría indicarte alguno, aunque en estos momentos me encuentro fuera de España y no puedo hacer la consulta.

Espero que puedas encontrar alguno. Te recomiendo cualquier página web de reserva de hoteles, aunque ahora mismo en agosto.... lo veo difícil.

Muchas gracias por tu comentario.

Saludos